martes, 22 de mayo de 2012

Carrera de bases


Todo jugador de béisbol y también todo espectador que quiere dárselas de entendido, debe tener muy presente una cosa a propósito del modo de correr las bases: la velocidad no lo es todo. Podrá ayudar mucho, es cierto, pero en muchos equipos el hombre más rápido no es precisamente el mejor corredor de bases.

Un buen corredor de bases reúne rapidez, inteligencia, agudas facultades de observación, y aunque pueda parecer sorprendente, reputación. Y decimos esto porque la presencia de un corredor de bases de gran fama es una preocupación y un peligro constante para los Pitchers.
Muchos sostienen que velocidad y disparo a lo largo de las líneas de base proporcionan ventajas psicológicas además de materiales.

Si hay hombres rápidos que sepan doblar la base y  tomar así la base extra apenas sea posible, pueden provocar errores a los defensores, los cuales se sienten nerviosos y sobreexitados. Los defensores se vuelven premiosos en sus lanzamientos, tratan de recoger las pelotas rasas demasiado rápidamente y de esta manera pueden cometer errores que den ventaja al corredor.

Un equipo rápido, agresivo, provoca siempre una tensión más fuerte en la defensa. Un jugador debe tener presente que se convierte en corredor al instante que se aleja del plato. Debe salir disparado a toda velocidad a cada batazo, aunque este le parezca fácil; algunas veces es tan fácil fallar al coger pelotas bajas y de rebote o flys como fallar difíciles tiros.

Si  son lanzadas 4 “bolas” el corredor debe precipitarse a primera, no caminar; puede ocurrir que consiga una base extra. Debe también estar pronto sobre un 3 strike que se le valla al catcher.

En los batazos al campo exterior (outfield) el bateador debe iniciar su carrera por fuera de la línea de foul (un corredor puede salir de la línea de base en cualquier momento sin cometer falta, excepto cuando lo hace para sustraerse a una eliminación). Dirigiéndose a primera está en posición de virar a la segunda con menor perdida de movimiento que si corriera directamente a lo largo de la línea de la base. Haciendo su viraje el corredor debe primero tocar la primera base con el pie izquierdo batiendo el ángulo interno y dirigiendo el paso de su pie derecho en línea recta con la segunda base. De este modo evita hacer un viraje demasiado amplio en primera. Todas las bases deberían ser tocadas con el pie izquierdo por esta razón, pero el corredor no deberá jamás cambiar el paso solamente por eso.

En los batazos para bases extras el jugador debe mirar primero los guías, después la pelota. Si el batazo es un tiro largo al campo exterior, el guía junto a la primera base le señala con las manos que haga su vuelta. Mientras el jugador gira entorno a la primera base el guía grita instrucciones de detenerse o de intentar otra base.

De la primera a la segunda el corredor deberá calcular por si solo si deberá patinar o si tiene la posibilidad de seguir y tal veza llegar más allá y posiblemente llegar a tercera.

Si hace el viraje en segunda toma instrucciones del guía junto a la tercera base, que le hará señal de avanzar o de quedarse. Un corredor que avanza de la segunda a la tercera debería siempre seguir las instrucciones del guía que esta junto a la tercera base. Si se gira y trata de localizar la pelota por sí solo,  perderá velocidad y romperá el paso.

Además de las señales del guía, el corredor debe en todo momento observar el corredor que tiene delante de él.

Generalmente, cuando el aficionado habla de carrera de base, se refiere a la habilidad de un jugador de correr las bases. El arte de tomar una base extra sobre un batazo largo es una parte igualmente importante, igualmente preciosa para el ataque y generalmente es fácil tomar una base de mas corriendo prontamente con la cabeza alta que tratando de robarla.

Cuando se roban las bases lo más importante es la ventaja inicial. Es menos perjudicial ser eliminado en primera por una ventaja demasiado larga que ser eliminado en segunda porque la ventaja no había sido suficientemente larga. El secreto, naturalmente esta en no dejarse eliminar ni en primera ni en segunda.
Ningún corredor de bases debe tomar ventaja hasta que el pitcher no ha tomado posición sobre el montículo. De este modo se defenderá de la posibilidad de verse prendido por el truco de la pelota escondida.

Mientras el lanzador tiene la pelota el corredor no debería tomar una ventaja de más de dos pasos y un corto patinazo de la base. Esta distancia debería permitirle regresar a tiempo en caso de un lanzamiento.
Cuando toma ventaja, el corredor debe distribuir el peso de su cuerpo equitativamente sobre sus dos pies. Si se apoya dirigiéndose hacia segunda, sobre el pie derecho puede ser eliminado; por otra parte s el peso esta sobre el izquierdo, el corredor no puede tomar buen impulso para la carrera. El corredor, además, mientras toma la ventaja desde la primera, debe observar atentamente al lanzador. Mira los pies del lanzador, las rodillas los brazos y los hombros para determinar el momento exacto en que partirá la bola. En aquel instante sale disparado hacia segunda. No hay razón de intentar la robada si el equipo del corredor tiene una desventaja de más de una carrera.

Estando en desventaja de una carrera, el corredor tiene una probabilidad de preparar el camino para la carrera que lleva al punto robado. La robada debería ser intentada solamente cuando los hombres que están en base constituyen para el equipo al ataque un potencial verdaderamente importante a los fines del marcaje. Raramente es aconsejable robar con ningún out.

Si la ventaja es la parte más importante de la robada, el patinazo le sigue inmediatamente como valor. A causa de los peligros físicos que comporta, el patinazo de cabeza no es recomendable. En el patinazo de pies el corredor tiene dos alternativas. Puede patinar en base sobre la pierna derecha tocando la almohadilla con el dedo del pie derecho. Debe patinar por la parte opuesta del defensor ofreciéndole solo un pie, en vez de todo el cuerpo como área de tocar.

Imagina la acción: el corredor inicia el descenso con el lanzamiento, el cátcher dispara la pelota a segunda con el intento de clavarlo. Si el tiro es delante de la almohadilla el corredor debe patinar con la pierna derecha y tocar la base con el pie izquierdo; si el tiro es delante de la almohadilla, debe entrar a la base sobre la pierna izquierda y tocar con el pie derecho.

 La pierna sobre la cual se hace el patinazo debe estar relajada. El mayor peligro físico en el patinazo en que los clavos de las botas se encallen en el terreno haciendo replegar la pierna bajo el peso del cuerpo. Si la pierna esta rígida el probable resultado es una torcedura o una fractura.

Hay dos motivos para patinar, uno para evitar ser tocado, el otro para evitar correr más allá de la base.
Patina a segunda en todos los juegos forzados. Esto impide correr más allá de la base y , si el defensor coge mal la pelota y falla la base, el corredor que patina no es un blanco tan fácil para el que toque como lo es el corredor que llega de pie.

La tentativa más común de de doble robo se hace con hombres en primera y en tercera. El disparo con el cual el hombre en primera se lanza a esta acción determina generalmente el éxito. Su cometido es correr hasta el fondo, tal como si no hubiese ningún corredor en tercera y tratar de hacer una robada limpia de la segunda.

La misión del hombre que se dirige a la tercera base en la tentativa de doble robo es todavía más dura. Debo tomar una buena ventaja, pero no tanto que corra el riesgo de ser clavado por un receptor que simule un tiro a segunda para después dispararlo en cambio a la tercera.

Una responsabilidad importante para el corredor de bases es quebrar los intentos de doubl play. Esto no significa solamente patinar sobre el hombre pivote, que es cosa normal, significa quebrantar el doublé play con una acción de control de lejos.

Por ejemplo, cuando se tienen un hombre en tercera y uno en primera y el bateador batea una pelota que puede ser utilizada para una doble eliminación sobre la segunda base. El hombre en tercera debe salir disparado hacia el home plate para atraerse un tiro, impidiendo así el juego en segunda.

El corredor en tercera debe generalmente correr hacia el home plate a cada pelota bateada en el infield, excepto naturalmente un smash a la tercera base, para constreñir la defensa a tirar al plato. Incidentalmente, un corredor de tercera debería siempre encontrarse en territorio foul cuando toma su ventaja. Esto elimina la posibilidad de ser alcanzado por una pelota bateada cerca.

El corredor de bases alcanzado por un batazo es automáticamente eliminado.

La carrera de bases a menudo es definid audaz cuando es simplemente imprudente. El corredor debe recordar siempre que la inteligencia es tan importante como la velocidad. Es imprudente arriesgarse con ningún eliminado, pero en ciertos casos es inteligente correr este riesgo con dos eliminados. El corredor de un equipo que tiene una ventaja de un par de puntos no debería jamás correr riesgos, salvo en los últimos innings porque su carrera no tiene ningún significado potencial.

El corredor que tiene la base que le sigue a él ocupada puede tomarse una buena ventaja, pero estando siempre atento para no dejarse atrapar por un tiro de out.

Hay en el béisbol dos situaciones bastantes comunes en las cuales un corredor rápido y potente puede ser de enorme ayuda para el ataque.

Una es el prolongar un batazo sencillo hasta hacerlo convertir en doble (twobase); la otra es ir de la primera a la tercera sobre un común batazo sencillo al outfield. Prolongar el batazo largo sencillo durante dos bases elimina el riego de double play. Además lleva al corredoren posición de hacer el punto.

Correr de la primera a la tercera sobre un batazo sencillo elimina sencillamente la posibilidad de doble eliminación y a menudo la posibilidad al bateador de ganar también una base extra.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Web Hosting Coupons